3 febrero: Xi’an

Hoy no toca madrugar. Los fuegos artificiales no dieron tregua durante toda la noche y los restos de petardos tiñen de rojo las calles de Xi’an. Lo primero que hago es visitar la Torre de la Campana y muy cerca de ésta, la Torre del Tambor, ambas en el centro de la ciudad amurallada. Desde la Torre del Tambor ya se empiezan a apreciar los aromas que caracterizan al barrio musulmán. Así que allá voy. Las calles que forman este barrio son muy animadas, llenas de puestos callejeros de comida. La higiene brilla un poco por su ausencia, pero lo que no mata engorda, no me puedo ir de aquí sin probarlo.

Continúo por el bullicioso barrio que tiene vida propia. Introduciéndose por uno de los estrechos callejones en los que no hay puestos, se pasa en segundos del ruido abrumador al completo silencio: estamos en zona de oración. De repente me topo con la Gran Mezquita de Xi’an. Por supuesto, es de estilo chino y tiene unos enormes jardines. Si no te dicen que es una mezquita, no te enteras, salvo por algunas inscripciones en árabe o al llegar a la sala de oración. Me gusta este barrio.

La tarde se echa encima así que me voy de nuevo a la muralla para recorrer en bicicleta los 14 km que tiene. Un paseo de algo más de una hora mientras anochece sobre Xi’an. Realmente precioso.

Aunque me encanta esta ciudad, como turismo no tiene mucho más, así que me despido de ella con el buen sabor de boca que me dejó la celebración del fin de año Chino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s